” En las profundidades del invierno finalmente aprendí que en mi interior habitaba un verano invencible”.

 

                                                      Albert Camus