TwitterFacebookGoogleEmail

Riofrío de Riaza

El bello paisaje de la Sierra de Ayllón abraza a este pueblecito segoviano situado a una altitud de 1312 metros, se trata del pueblo más alto sobre el nivel del mar de la provincia de Segovia.

Riofrío es un pueblo de los que ahora se hacen llamar “pueblo con encanto”, apenas llegas a él te parece increíble que, tan cerca de la capital, pueda existir un lugar tan idílico, un pueblo de montaña en toda su plenitud rodeado de puertos de montaña como el de “La Quesera”(1710 metros), de altos picos como “el Pico del Lobo”(2272 metros), de estaciones de invierno como “La Pinilla”, a tan sólo 4 kms de distancia; y de Hayedos, en este caso el “Hayedo de la Pedrosa”, el más meridional de Castilla y León; y todo ello en Riofrío, en seguida te dan ganas de “sentir Riofrío”.

Riofrío ha sido siempre un pueblo dedicado a la ganadería y a la agricultura, base del sustento de las familias que en él han habitado, pero además Riofrío también fue un pueblo artesano, aún recordamos como muchos de los abuelos que aquí vivían salían pronto en las mañanitas de verano a recoger zaldes para confeccionar alguna cesta o canasto; cestas que después utilizarían para transportar las patatas que, en octubre, recogerían de sus tierras … la célebre PATATA RIOFRIANA.

Dice la historia que a mediados de siglo XVIII un francés llamado Pierre Delon, que venía huyendo de la Revolución Francesa, llego a esta entrañable tierra y se estableció en Riofrío en 1786 trayendo consigo la simiente de aquél tubérculo y una máquina-herramienta muy peculiar que fue utilizada por los Riofrianos durante décadas, EL TORNO. La industria del torneado de madera se hizo eco en este pequeño pueblo llegando a existir, en su día, más de 40 tornos trabajando la madera de haya y roble en la fabricación de sillas.

Actualmente, y como recuerdo de todo aquello, a penas quedan dos familias que siembran patatas en Riofrío y un solo TORNO, ya en desuso, conservado con mimo en una de sus casitas para que nuestros nietos y los que con ellos vengan puedan sentir la vida de aquellos, ya, nostálgicos años.

Molinillo

La Presa de Riofrío

La Naturaleza en Riofrío

 

 

 

 

 

 

 

Riofrío…

“En primavera, nuestros colores. En verano, nuestro cielo. En otoño, nuestras hayas. Y en invierno, nuestra montaña. Ven y siente Riofrío, te esperamos”